Carmen Sarasua

Carmen Sarasúa
2021 Salarios que la ciudad paga al campo. Los salarios de las nodrizas de las inclusas en España, 1700-1900, edición de Carmen Sarasúa, Publicaciones de la Universidad de Alicante. ISBN: 978-84-9717-718-4, 511 p.

Este libro es una contribución al debate sobre el papel de los salarios de las mujeres en las economías preindustriales. En él se estudian por primera vez los salarios de las decenas de miles de nodrizas que trabajaron para las casas de expósitos en toda España, en su mayoría mujeres casadas de localidades rurales. Salarios cuyo volumen y extensión transforman nuestra visión de la economía española, rural y urbana, en los siglos XVIII y XIX.

En este libro se prueba la implantación del salario durante estos dos siglos, la generalización del trabajo remunerado de las mujeres, en las ciudades y en las más aisladas zonas rurales, y la importancia de las actividades no agrarias en la estructura de la ocupación preindustrial. El trabajo de las nodrizas transfirió considerables recursos monetarios a la economía rural, sobre todo a sus capas más pobres, lo que ayudó a reducir su endedudamiento, a compensar los bajos jornales agrícolas, el subempleo y el desempleo masculinos, a estimular la circulación de efectivo, la disponibilidad de medios de pago, el recursos al crédito y al empeño y a facilitar el pago de impuestos; en definitiva, contribuyó a la actividad económica y a la reducción de la pobreza. +

Carmen Sarasúa
2005 (editora, con P. SCHOLLIERS y L. VAN MOLLE), Land, shops and kitchens. Technology and the food chain in twentieth-century Europe. CORN (Comparative Rural History of the North Sea Area) Publication Series, Brepols.

El libro analiza el concepto de cadena alimentaria desde una nueva perspectiva, subrayando su dimensión histórica y los conflictos en torno a ella. Los trabajos son una selección de los presentados a la sección 'Agricultura y Alimentación' del proyecto Tensions of Europe (www.tensionsofeurope.publications) sobre el papel de la tecnología en la construcción de Europa. Abordan la tecnología como elemento central de la producción agrícola (regadío, fertilizantes, invernaderos, política agrícola de la UE, formación de los campesinos), el transporte y almacenamiento de alimentos, su distribución y venta (el papel de las grandes cadenas distribuidoras condicionando el consumo y la producción), su compra, preparación y consumo final (de la comida rápida a la comida saludable). La innovación tecnológica entendida como resultado de conflictos e intereses enriquece definitivamente el concepto de cadena alimentaria. +

Carmen Sarasúa
2003 (editora, con L. GÁLVEZ), ¿Privilegios o eficiencia? Mujeres y hombres en los mercados de trabajo. España, siglos XVIII a XX, Alicante: Publicaciones de la Universidad de Alicante.

Junto al desempleo, el factor que diferencia de forma más profunda el mercado de trabajo español del europeo es la tasa de actividad femenina, la más baja de Europa. Los trabajos reunidos en este libro (una selección de los presentados al Congreso de la Asociación de Historia Económica de 2001) muestran que el acceso de las mujeres al trabajo remunerado ha estado históricamente obstaculizado por factores de demanda y oferta. Entre los primeros, los estereotipos culturales sobre las capacidades de mujeres y hombres, que condicionan la contratación y la promoción interna. Entre los segundos destacan las restricciones institucionales, los obstáculos a la formación de capital humano, la defensa del salario familiar por parte de los sindicatos y, sobre todo, el trabajo doméstico y de cuidado, que ha limitado el tiempo que las mujeres ofertaban en el mercado. +

Carmen Sarasúa
1994 Criados, nodrizas y amos. El servicio doméstico en la formación del mercado de trabajo madrileño, 1758-1868, Madrid, Siglo XXI.

El servicio doméstico es el principal sector laboral de las ciudades europeas en el siglo XVIII. En este libro se estudian las distintas funciones que desempeñó en la formación de los mercados urbanos de trabajo, especialmente absorbiendo la inmigración rural. El sector se feminiza durante el siglo XIX, a medida que la demanda de trabajo masculino se diversifica y aumentan los salarios de los trabajadores varones, convirtiéndose en uno de los pocos empleos abiertos a las mujeres. La evolución del mercado de trabajo en una ciudad como Madrid, donde domina el terciario, se pone aquí en relación con la evolución cultural (que determina qué servicios es apropiado adquirir en el mercado y cuáles son 'naturales' y debe realizar la madre, como la lactancia y el cuidado de los niños), la legislación laboral y migratoria y el consumo familiar de bienes y servicios. +